colecho2

LACTANCIA Y COLECHO

Ya he comentado en varias ocasiones la gran importancia que tienen las tomas nocturnas: la liberación de prolactina, la hormona que estimula la producción de leche materna, es mayor durante la noche, por lo que cuanto más pongamos al bebé al pecho durante la noche, mayor será la producción de leche. Algunos bebés reclaman el pecho muy a menudo, incluso cada dos horas o menos, por lo que muchas parejas, agotadas al no poder dormir por las noches, optan por el colecho, es decir, que el bebé y los padres duerman juntos en la misma cama. Y, a pesar de que tras colechar todos descansan mejor, el bebé está más tranquilo, etc., es algo de lo que los padres se avergüenzan y evitan comentar, pues piensan que no es lo más correcto y que incluso puede ser peligroso para el bebé. Sin embargo, hay muchos estudios que demuestran que el colecho, practicado de forma segura, disminuye el riesgo de muerte súbita del lactante. El contacto físico ayuda a regular la temperatura, respiraciones y otras funciones físicas del bebé. Además, debido a su proximidad con sus padres, estos en seguida pueden reconocer si algo malo le sucede al bebé.

A pesar de lo que mucha gente piensa, está demostrado que las madres adoptan una posición de defensa del bebé de forma instintiva cuando comparten lecho: de lado, con las rodillas flexionadas bajo los pies del bebé, y un brazo sobre, o por debajo de la cabeza del bebé. En esta posición además es mucho más fácil para el niño acceder al pecho de su madre, de modo que hay madres que no sabrían decir cuántas veces han amamantado a su bebé durante la noche, pues no han necesitado despertarse.

El aumento de las tomas nocturnas estimula la producción de triptófano, melatonina y serotonina, hormonas que favorecen el descanso nocturno, tanto para la madre como para el bebé.

También se ha demostrado que, a la larga, el colecho tiene ventajas emocionales para el bebé: favorece el vínculo con sus padres, mayor autoestima en niños que practican colecho, menos terrores nocturnos y pesadillas…

Evidentemente es muy importante que el colecho se practique de forma segura, y para eso hay que tener en cuenta algunas recomendaciones. Hay que evitar el colecho en las siguientes situaciones:

    • Padres que consuman tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes.
    • Situaciones de cansancio, especialmente de cansancio extremo, como el postparto inmediato.
    • Colecho sobre superficies blandas, colchones de agua, sofá o sillones.
    • Compartir la cama con otros familiares en vez de con los padres.
    • Obesidad de alguno de los padres.

Se deben evitar edredones muy pesados, con muchos adornos, lazos…, así como el uso de almohadas. También son seguras a la hora de practicar el colecho las llamadas cunas de colecho o cunas sidecar, una cunas que se adosan a la cama de los padres, pero debemos asegurarnos de que ambos lechos queden a la misma altura, con los colchones muy juntos para evitar que el bebé pueda quedar atrapado entre ambos.

Para terminar, la práctica del colecho es también muy criticada por gente que opina que interfiere en las relaciones íntimas de los padres. La realidad es que los seres humanos estamos hechos para vivir en manada, desde el principio de la humanidad los padres dormían con sus hijos. Si el colecho hubiera interferido en las relaciones sexuales, ya nos hubiéramos extinguido como especie. Quizá no deberíamos limitar las prácticas sexuales a la cama matrimonial y sólo por la noche…

Si quieres practicar el colecho, hazlo de forma segura, y confía en tu lactancia.

 

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Sobre la autora

Me llamo Noelia Fernández Gutiérrez. Soy enfermera, asesora de lactancia y madre de dos niñas ingeniosas, divertidas y maravillosas. Antes de tener a mi primer bebé no podía imaginar cómo el ser madre me iba a cambiar la vida y mi forma de pensar. Las dificultades por las que pasé con la crianza de mi primera hija me motivaron para formarme como asesora de lactancia, pues quería poder ayudar a otras madres inexpertas. Por ese motivo también, nace esta página web. Espero que os resulte útil.