la culpa es de las madres

LA CULPA ES DE LAS MADRES

Alimentar a su bebé con leche materna o decidir hacerlo con leche artificial es una de las elecciones a las que hace frente la futura mamá. El 80% de las mujeres embarazadas optan por la leche materna pues en la actualidad se oye por todas partes que es lo mejor para nuestros bebés. En la prensa, en televisión, en internet, lo dicen las matronas…: hace que los niños enfermen menos, los niños alimentados con leche materna son más inteligentes, se crea un vínculo especial entre la madre y el bebé, etc. Por supuesto es lógico pensar que es cierto: una leche producida por una madre humana para su bebé siempre será mejor que leche que proviene de otra especie y adaptada en un laboratorio. Sin embargo, sólo el 30% de mamás siguen dando el pecho a sus bebés a los tres meses. Las mujeres que deciden dar el pecho se encuentran con una serie de trabas en su camino que, sin una información y apoyo adecuados, hace que abandonen la elección tomada, y que había sido tan deseada. Muchas de esas madres se sienten tristes y frustradas por no haberlo conseguido, y SIEMPRE se culpan a ellas mismas: “No tuve suficiente leche”, “mi leche no le alimentaba”, “la leche que tenía era agua”, etc. Creo que esto no es justo. No es justo que por una información errónea, estas mujeres deban abandonar algo que desean, que además todo el mundo dice que es “lo mejor para sus bebés”, y mucho más injusto es que la culpa recaiga sobre ellas.
La campaña de desprestigio hacia la lactancia materna que surgió hace unas décadas, así como los horarios para amamantar que recomendaban algunos “expertos” de la época, calaron muy hondo en nuestra sociedad, de modo que aún sufrimos esas recomendaciones, que en realidad destrozaron y continúan destrozando muchas lactancias y que dejan atrás un montón de mujeres frustradas y con sentimientos de culpa.
Si has decidido amamantar, busca apoyo, información, y sobre todo, confía en tu lactancia.

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Sobre la autora

Me llamo Noelia Fernández Gutiérrez. Soy enfermera, asesora de lactancia y madre de dos niñas ingeniosas, divertidas y maravillosas. Antes de tener a mi primer bebé no podía imaginar cómo el ser madre me iba a cambiar la vida y mi forma de pensar. Las dificultades por las que pasé con la crianza de mi primera hija me motivaron para formarme como asesora de lactancia, pues quería poder ayudar a otras madres inexpertas. Por ese motivo también, nace esta página web. Espero que os resulte útil.