destete

EL DESTETE

Algo que causa preocupación a muchas de las madres que amamantan es cuándo llegará el destete. Según estudios antropológicos, biológicos y culturales, el destete humano se produce de forma espontánea entre los 2 años y medio y los 7. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones es la madre la que decide el destete, bien por presiones externas, bien porque piensan que al destetar dormirán mejor, porque ya no disfutan a la hora de amamantar, etc. En el caso de que sea la madre la que decide que ha llegado la hora de finalizar la lactancia, es conveniente que se realice de forma progresiva y respetuosa. Primero, porque no es bueno para el bebé retirar la teta de forma brusca, no olvidemos que el pecho no es sólo alimento físico, sino también emocional, es una forma de calmar al bebé y darle seguridad. En segundo lugar, si la lactancia se retirara bruscamente, podrían producirse obstrucciones en los conductos mamarios, mastitis o abcesos mamarios. Y en tercer lugar, la mamá también debe hacerse a la idea de que la lactancia va a finalizar, y así elaborar su duelo. La lactancia materna nos vincula de forma muy estrecha con nuestro bebé, y el destete es un cambio importante en la vida de ambos, mamá y bebé.

¿Cómo lo hago?

1.Habitualmente se aconseja seguir la norma “No ofrecer, no negar”. Es decir, no le des el pecho si no te lo pide.

2.Prevé los momentos en los que podría pedirte el pecho, y sustitúyelo por otra cosa que le guste. Por ejemplo, si suele realizar una toma por la tarde, el papá puede llevarle al parque y así se olvidará de esa toma.

3.No olvides que la lactancia materna también lleva consigo contacto emocional, así que ofrece a tu bebé una dosis extra de mimos, abrazos, caricias, juegos, cosquillas…

4.En ocasiones, después de ver que el bebé va realizando menos tomas, de repente vuelve a mamar a todas horas. No creas que es una regresión, muchos niños hacen una “traca final” antes de destetar de forma definitiva.

5.Las tomas más difíciles de retirar suelen ser las de la noche y las de antes de dormir. En este caso, es muy útil el llamado “Método padre” (expuesto por primera vez en la página web dormirsinllorar.com). En este caso, será el papá el que trate de dormir al bebé, y el que acuda cuando haya despertares nocturnos. Evidentemente, se trata de no hacer sufrir al bebé, de forma que si este no se calma y reclama a mamá, esta acudirá a darle el pecho. En ocasiones os parecerá que no hay avances, pero sí los hay, y veréis que poco a poco el bebé terminará por no reclamar el pecho.

El tiempo en que ocurre el destete definitivo depende de cada bebé, sólo has de tener paciencia. Si tienes dudas, consulta a una asesora de lactancia o a una IBCLC. Y confía en tu lactancia.

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Sobre la autora

Me llamo Noelia Fernández Gutiérrez. Soy enfermera, asesora de lactancia y madre de dos niñas ingeniosas, divertidas y maravillosas. Antes de tener a mi primer bebé no podía imaginar cómo el ser madre me iba a cambiar la vida y mi forma de pensar. Las dificultades por las que pasé con la crianza de mi primera hija me motivaron para formarme como asesora de lactancia, pues quería poder ayudar a otras madres inexpertas. Por ese motivo también, nace esta página web. Espero que os resulte útil.