peso

A VUELTAS CON LOS PERCENTILES

Cada vez que toca revisión con el pediatra, las mamás de lactantes alimentados con leche materna lo pasan fatal, pues toca examinarse. La prueba del percentil nos pone muy nerviosas, pues nunca se sabe si la pasaremos con éxito, o nos tocará la bronca porque el niño está muy bajo y lo estamos matando de hambre, o las frases amenazadoras como: “Usted sabrá, pero yo le recomiendo leche artificial/cereales/fruta…, porque este niño está desnutrido…”, “Su leche no es suficiente”, etc. O todo lo contrario, y resulta que nuestro bebé está en un percentil muy alto, ¡y nos lo quieren poner a dieta de leche materna!

Y luego en casa, claro, las comeduras de coco, el coro de opinólogos con el “¿Ves? Si ya te lo decía…” ¡Qué estrés!

Pero, ¿qué son los percentiles? Los percentiles de crecimiento son tablas de medidas que permiten valorar y comparar el crecimiento del niño o niña, y compararlo con un rango estándar. Los parámetros que se miden son peso, talla y perímetro craneal. Una vez tomadas las medidas, el pediatra las compara con las que se consideran medidas normales para niños del mismo sexo y edad. Estas tablas son medidas estadísticas, y para que exista una media tiene que haber extremos, que serían también medidas normales, como es lógico. Por tanto, tan normal es un niño que se halle en el percentil 50, como en 97 o en 3.

Para comprobar si un niño está creciendo de forma adecuada no debemos valorar cada tabla sin más. Los bebés alimentados con leche materna no engordan siempre lo mismo, ya que ellos mismos controlan su hambre y saciedad, al ser alimentados a demanda. Deberíamos comparar si el peso está en proporción a la talla, si el percentil se ha mantenido o ha tenido ligeras variaciones, o por el contrario ha habido un gran cambio brusco… Por supuesto, si vemos al bebé contento, activo…

También debemos tener en cuenta que en la mayoría de consultas de pediatría se usan unas tablas de percentiles desfasadas, basadas en datos de muy pocos bebés, y además alimentados con lactancia artificial. En 2006 la OMS propuso unas tablas de percentiles de bebés alimentados con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y con alimentación complementaria 6 meses más. Sin embargo y a pesar de haber pasado 11 años, aún no son una generalidad.

Por esto, si tu pediatra te recomienda destetar o suplementar con leche artificial tras la lectura del percentil, quizá es que no sabe demasiado sobre lactancia materna. Busca un pediatra prolactancia, y acude a una asesora de lactancia o IBCLC. Y confía en tu lactancia.

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Sobre la autora

Me llamo Noelia Fernández Gutiérrez. Soy enfermera, asesora de lactancia y madre de dos niñas ingeniosas, divertidas y maravillosas. Antes de tener a mi primer bebé no podía imaginar cómo el ser madre me iba a cambiar la vida y mi forma de pensar. Las dificultades por las que pasé con la crianza de mi primera hija me motivaron para formarme como asesora de lactancia, pues quería poder ayudar a otras madres inexpertas. Por ese motivo también, nace esta página web. Espero que os resulte útil.